Viaje y memoria

Memoria de un viaje. Quizá mi despedida. Norte y sur, tierra e isla, cabo y bahía… No sé qué quedó, yo apenas quería. He estado tan lejos, ¿digamos un año? ¡Parece una vida! Perdona el retraso: no sé dónde fui; o si volveré. Ya nadie me espera. Doy palos de ciego, perdí el resplandor; pasó muy muy cerca.

«Susana le había contado que algunos indios del oeste de Canadá, cuando viajaban demasiado deprisa guiando a una expedición de europeos, se paraban a descansar uno o dos días enteros, para asegurarse de que los alcanzaran sus almas, mucho más lentas que sus cuerpos.» (Plenilunio, 1997)

Diario visual de José Coy background image
All images under Copyright and registered in SafeCreative