FRAGMENTOS

José Coy / Reflexiones/Otros / / 0 Comments / 7 likes

Enlazo varios fragmentos que escribí a lo largo de los años, con la esperanza de que arrojen algo de luz adicional a lo ya dicho y mostrado. Creo que incluyen reflexiones de interés para la radiografía del autor.

De la naturaleza del arte

Toda expresión verdaderamente artística es un acto de comunicación, un esfuerzo por comunicar. La obra no nace terminada, sino que se ofrece al mundo para su culminación. Es en este proceso donde emerge la distinción entre lo que es arte y lo que no, pues mientras que este se limita a redundancias y a la mera exposición, banalizando la emoción, aquel se expande en resonancias que persiguen al sujeto receptor a lo largo de las múltiples facetas de su yo. El arte no se contenta con la distracción, sino que complementa y hace partícipe de la unidad de lo existente al que contempla, promoviendo la conexión espiritual, si se quiere, entre obra y sensibilidad.

De ahí la naturaleza viva del arte, pues requiere de este esfuerzo comentado a la hora de llegar al fondo del abismo, que empezó siendo la inquietud insobornable del artista para convertirse en la conciencia misma del sujeto, tanto más rica cuanto más variada sea su dieta y mayor su predisposición a dilucidar la esencia de las cosas que desfilan ante él.

Del tiempo y el pasado

Aquella máxima de que cualquier tiempo pasado fue mejor es, en esencia, verdadera. No se confunda esto con la pedantería o el diletantismo, pues no se trata de que en el presente las cosas carezcan de valor, sino de que el tiempo, como versa aquella otra máxima, las pone en el lugar que se merecen, perspectiviza. La historia es historia por algo, y bucear en el pasado, escalar sus altitudes, es aprender a interpretar lo venidero. Como en todo, una vez se profundice, se llegará al lodo, donde late todo aquello que, por lo que fuera, no trascendió. La iconoclastia empieza aquí, y, desde aquí, se acepta como válida, con fundamento. Empezar antes es (querer) estar bastante ciego.

(¿No es bonito que hable de arte y parezca estar hablando de la vida y los recuerdos?)

Sobre la belleza

A menudo la gente confunde belleza con amabilidad. No se dan cuenta de que se traicionan al aceptar el caramelito condescendiente, la pompa fúnebre de los contorsionistas del dolor. Todo lo colorean y lo pervierten, y no queda sino la sombra de algo genuino, como es el llanto o el grito, la rabia ante los hechos. Si me dan a escoger entre esa belleza muerta de las naderías sin peso y el desgarro, elijo éste. Todo lo demás sería desoír los ecos del parto. Así que quédense sus caramelos, almas inquietas y profundos de medio pelo, la vida es una cosa de contrastes.

Sobre la poesía

La poesía consiste, si se piensa, en rellenar huecos. Se trata de hablar de uno y conseguir que sea alguien distinto quien lo haga. El contexto no importa. Importan la música y las ganas, la vida que cada uno le vuelque (lector y mano tras la tinta). Hay que expandir el radio de acción y lograr que el poema trascienda. Todo el mundo puede explicar cómo se siente en un momento (en serio, todo el mundo). Es necesario, sin embargo, morder bien, alcanzar una papilla. Se sigue hablando de uno mismo, pero, al universalizar el sentimiento, lo haces grande.

Diario visual de José Coy background image
All images under Copyright and registered in SafeCreative