Budapest

Tres días dan para mucho en esta ciudad mágica. No desesperes: viaja conmigo. Disfruta del mirar intencionado.